Técnicas de SEO obsoletas

SEO obsoleto

Hace poco escuché de nuevo la mítica frase de “en medicina nunca dejas de aprender” y qué queréis que os diga, tengo mucho que objetar. Simplemente porque creo que todas las profesiones exigen un aprendizaje constante y la nuestra no iba a ser menos. Cada día nos enfrentamos a nuevos retos y experimentos de los motores de búsqueda y tenemos que aprender nuevas técnicas y dejar de utilizar otras que creíamos perfectas.

Y de eso mismo quiero hablar hoy. De las técnicas que se han quedado más anticuadas que una camiseta de Güiza. ¿Preparados? ¡Al lío!

Keyword stuffing o keyword spamming

Keyword stuffing

El keyword stuffing es una técnica horrible que consiste en usar de forma excesiva una palabra clave con el objetivo de que Google nos posicione con ella. Esta técnica no solo es ridícula, sino que Google la identifica de una forma muy eficaz y penaliza su uso.

Hago un pequeño inciso para enseñaros esta graciosa etiqueta que parece haber sido creada por el mismo que consideró que escribir 50 veces la misma palabra en un texto con 130 palabras tendría éxito.

Volviendo al mundo online, lo lógico es que hablemos / escribamos de una forma natural y que usemos sinónimos y palabras relacionadas. Es decir, en este artículo podríamos usar palabras como “técnicas SEO antiguas”, “técnicas SEO en desuso”, “prácticas SEO obsoletas” y un largo etcétera. Será por combinaciones de palabras…

Pero ojo, con esto no os estoy queriendo decir que podemos repetir mientras usemos sinónimos. Escojáis el tema que escojáis, tratadlo de una manera coherente. Recordad que Google insiste una y otra vez (sin llegar a hacer stuffing, pero casi) en que debemos enfocar nuestros esfuerzos en el usuario y no en la máquina.

Spinning

Lo siento, pero no os estoy dando una excusa para desapuntaros del gimnasio que estáis pagando desde enero sin sentiros mal. El spinning es una antigua técnica Black Hat que consistía en hacer combinar diferentes artículos para crear uno nuevo. Vamos, como cuando en el colegio copiabamos los trabajos de un compañero y sustituíamos algunas palabras. Pues si esto funcionaba poco o nada con el profesor, imaginad con Google.

Sé que crear contenido interesante todos los días, semanas o meses (dependiendo de cómo sea vuestra estrategia) es complicado, pero caer en las garras de los textos espineados no os hará ningún bien.

Esta técnica es una de las muchas que persigue el algoritmo Panda. Recordad que es el que busca que el contenido sea de calidad para agradar a nuestros usuarios, y un refrito de contenido no es algo muy útil para ellos.

Aunque parezca increíble, existen algunos virtuosos que siguen usando esta técnica y no les va mal. Eso sí, suelen obtener resultados a corto plazo y en micronichos. Así cuando les castigue el todopoderoso Panda, las pérdidas serán mínimas.

Meta keywords

Seguro habréis oído hablar de las meta keywords, las “meta tags” o de su variable española, las “etiquetas meta”. Estas son un tipo de etiquetas HTML que se usan para que a los motores de búsqueda les sea más fácil entender nuestro contenido.

Su estructura es siempre, o casi, la misma:

<META name=”nombre-de-la-meta-etiqueta” content=”descripción-de-la-metaetiqueta”>

 

Meta keywords

 

Ahora la pregunta será: pero si las meta keywords ayudan a Google a entender mi contenido, ¿por qué son una técnica SEO obsoleta? La respuesta es sencilla. Las etiquetas meta eran muy útiles en los primeros años de Google, pues, al fin y al cabo, era una máquina puramente cuantitativa. Pero desde eso parece que han pasado eones, porque ahora Google es capaz de entender por sí mismo el contenido de las páginas web.

Por favor, no confundáis estas etiquetas con otras como los H1, el atributo ALT, etc. Las meta keywords se usaban para indicarle a Google qué palabras tratábamos de posicionar. Era como señalar las palabras que queríamos con flechas de neón.

Pero como todo en la vida, lo mucho cansa. Google empezó a dejar de valorar el contenido de estas etiquetas porque todo hijo de vecino las repetía hasta la saciedad e incluso aprovechaban para poner palabras que, aunque no estuviesen relacionadas con su contenido, tuviesen mucho tráfico.

Es importante destacar que aunque esta técnica no nos aporta nada, Google tampoco nos va a castigar por ella. Simplemente nos ignorará como si fuésemos un dispositivo de Huawei. Así que, por qué usar esta técnica si solo es trabajo extra a cambio de nada, ¿verdad?

Es más, esta técnica hará que nuestros competidores trabajen menos. No, no me he vuelto loca. Cuando rellenamos el campo de las meta keywords en nuestro CMS, cualquiera que sepa cómo ver nuestro código fuente las podrá ver y saber con qué keywords queremos trabajar.

Así que a partir de ahora, ¿qué se le dice a las meta keywords? “Not today”.

 

Not today

Enlaces sin ton ni son

Los enlaces no son algo que podamos comprar o conseguir como quien compra manzanas a granel. Si bien los enlaces son el ADN de una web, abusar de esta técnica sin control puede desencadenar una serie de catástroficas desdichas.

¿A qué me refiero con “abusar de esta técnica sin control”? A que no todo vale. Es decir, no intentéis enlazar vuestra web de productos para perros con un dentista. Si queréis enlazar como Google manda, tendréis que enlazaros con una escuela canina.

Esta obsoleta práctica SEO está perseguida por Google con su algoritmo Penguin, que es capaz de distinguir los enlaces naturales que de verdad indiquen una mayor relevancia de la web enlazada de aquellos que son generados o puestos de forma artificial para tratar de mejorar el posicionamiento.

Así que si vais a comprar enlaces, recordad que calidad antes que cantidad.

Conclusión

Estas técnicas son solo algunas de las prácticas SEO que se han quedado anticuadas, pero al ritmo que gira la rueda online no dudo en que pronto otras muchas técnicas que usamos hoy estarán mañana en una lista como esta.

Evitadlas para poder caerle mejor a Google o cualquier otro motor de búsqueda. Si las analizamos detenidamente, no parece descabellado decir que no deberíamos usar estas técnicas. En el SEO si algo suena raro es porque está mal.

Y recordad, nunca dejéis de aprender.