Google Penguin y las penalizaciones por Backlinks

penguin-update

Google Penguin es el cambio que más páginas web ha hundido en las profundidades de las SERPs. Fue creado por y para castigar a aquellas páginas que hubieran hecho un mal uso de los backlinks, o enlaces entrantes.

Penguin se lanzó inicialmente como un “filtro” separado a través del cual se pasaron los resultados de búsqueda, pero en septiembre de 2016, Google anunció que Penguin se había convertido en parte del algoritmo de clasificación del motor de búsqueda principal.

El monstruo de los motores de búsqueda busca patrones en el perfil de enlaces de los sitios en su índice. Cuando da positivo, aplica una sanción algorítmica que resulta en una caída en los rankings. Es posible que algunos de los sitios afectados se conviertan en candidatos para una revisión manual posterior.

El propio Google decidió que los enlaces generados hacia una web eran signo de que su contenido era relevante. Como consecuencia de esto, todo el mundo se puso a generar enlaces sin ton ni son y tuvo que rectificarse para poner un poco de orden.

Aunque el impacto de la actualización es menor que el de Panda, muchas páginas web notan su influencia debido a la práctica común de crear enlaces en contra de las directrices del buscador.

¿Qué se considera mal uso?

Con Google Penguin ya no vale todo. Aquellas páginas que basaban su posicionamiento en la construcción de enlaces de baja calidad experimentaron, con la salida de esta actualización, pérdidas de miles de visitas. A partir de este cambio de algoritmo, nuestra máxima debe ser calidad frente a cantidad.

Para poder librarnos de Penguin, deberemos evitar estas “técnicas” de backlinks (si se le puede llamar así):

  • Enlaces comprados/vendidos
  • Enlaces a/de páginas con poco contenido o de baja calidad
  • Gran cantidad de enlaces

¿Cómo saber si nos ha afectado?

Primero, es importante diferenciar entre Penguin y una penalización manual para enlaces no naturales. Penguin es un filtro de índice de Google aplicable a todos los sitios web, mientras que una penalización manual es específica de un solo sitio web que Google ha determinado que es spam. Si queréis más información sobre los tipos de penalizaciones de Google, os invito a echarle un vistazo a este artículo.

Si los análisis de vuestro sitio web muestran una caída en las clasificaciones o el tráfico en una fecha asociada con una actualización de Penguin, es posible que este filtro lo haya afectado. Aseguraos de haber descartado las fluctuaciones de tráfico esperadas debido a fenómenos como la estacionalidad (por ejemplo, una tienda de helados tendrá menos visitas en invierno), y evaluad cuidadosamente si Google considerará como spam las prácticas de enlazado u optimización de palabras clave, haciendo que el sitio sea vulnerable a esta actualización.

¿Qué hacer si nos han penalizado?

Si os habéis dado cuenta tarde, seguramente visteis que vuestro tráfico cayó casi en picado en su momento. Puede incluso que aún no os hayáis recuperado de él, y eso es algo que no deberíais permitiros.

Básicamente existen tres salidas posibles:

  • Si el enlace lo hemos creado nosotros: deberemos modificarlo y eliminarlo, esperando a que todo vuelva a la normalidad.
  • Si nos ha enlazada otra web y creemos que ese enlace nos está causado un daño a nuestro posicionamiento: deberemos ponernos en contacto con el webmaster o el dueño de la web y ver cómo lo podemos solucionar.
  • Cuando todo falla tendremos que crear un archivo Disavow: simplemente le estamos diciendo a Google que sabemos de la existencia del enlace pero no lo queremos.

Eso sí, una de las primeras cosas que deberíais de tener en cuenta es que a partir de ahora no debéis dar de alta vuestra web en las conocidas granjas de enlaces. Tampoco deberíais comentar en foros para dejar tu enlace. Lo suyo es que a partir de ahora lleves a cabo una buena estrategia de Link Building.

¿Qué pasa si el fallo es de Google?

A estas alturas del artículo, ya sabemos que Google Penguin nos puede castigar si nos considera spam, pero… ¿y si nos considera spam por error? Para poder corregir este problema, Google pone a nuestra disposición el nuevo formulario de comentarios de Penguin.

Si os veis obligados a hacer esto, por favor, sed sensatos y no vayáis reclamando nada. No hagáis énfasis en el tráfico o el dinero que estáis perdiendo, sino explicad la calidad detrás del sitio.

Conclusión

A la mínima que nos baja el tráfico y el sector empieza a hablar de las dichosas Google Updates, a muchos nos entra el pánico y buscamos cómo quitarnos la penalización de encima. No obstante, hay ocasiones en las que esa bajada es solo provisional y al cabo de unas semanas todo vuelve a la normalidad. Con Penguin, como en cualquier actualización de Google, el truco está en no perder la calma.

No hay comentarios

Añade tu comentario