Quién es quién en una agencia de SEO

quien-es-quien

Todos los negocios tienen una historia que contar, y todos ellos están llenos de personajes. Las agencias SEO recogen lo mejor de cada cuento para formar un superquipo capaz de vencer todas las penalizaciones de Google. Como los Vengadores, pero un poco menos guays. Solo un poco menos.
Érase una vez…

 

gif-flautista

Redactor de contenido: El Flautista de Hamelin

Con su dulce melodía (o sus interesantes textos), el flautista tiene la misión de atraer a los ratones para así alejarlas del pueblo. En términos de SEO, el redactor es el encargado de llamar la atención de los lectores con contenido relevante para una palabra clave y así quedarse con todo lo que ello conlleva. Pero cuidado, si conocéis el cuento real sabréis que esta figura es más importante de lo que parece. En esta fábula “infantil” de los Hermanos Grimm, cuando el alcalde decide no pagar al Flautista por sus servicios, este se venga llevándose a todos los niños del pueblo (puede que lo de “infantil venga de aquí). Un buen redactor os ayudará en vuestras estrategias SEO, pero por el amor de Dios, ¡cuidadle bien!

 

gif-jesucristo

Social Media: Jesucristo

Es el mesías, el que se encarga de difundir el mensaje. No os conforméis con ese sobrino que se pasa el día enganchado a Facebook. ¿O acaso dejaríais que alguien que no haya estudiado medicina os practicase una operación a corazón abierto? Ser Social Media es un gran poder y como tal, conlleva una gran responsabilidad.

 

 

gif-lobo-wall-streetExperto SEM: El Lobo de Wall Street

Es como un inversor de bolsa. Podréis recoger los beneficios de su trabajo en nuevos leads, ventas, suscripciones, etc.
Eso sí, cualquiera “puede” comprar palabras clave, pero no todo el mundo puede generar conversiones. Aseguraos de tener a uno bueno en vuestro equipo o de lo contrario os pasará factura.

Además tenéis que ser conscientes de que una vez que apostéis por esta figura, tendréis que mantenerla dentro de lo posible, aunque sea a bajo mínimos. Básicamente porque si un día dejamos de invertir dinero de repente, Google nos devolverá al final de la cola y todos esos avances se esfumarán con las primeras horas del día.

 

gif-doraemonSales Manager: Doraemon

Será quien atraiga a esos clientes dudosos. Pero no estamos hablando de esos vendedores que te llaman a la hora de la siesta, sino de un Sales Manager al que le apasione su trabajo y se ponga en la piel del cliente para poder ofrecerle justo lo que necesita.
Al más puro estilo del famoso gato cósmico, el Sales Manager tendrá que sacar de su bolsillo argumentos que convenzan al potencial cliente de que tú eres justo lo que necesita.

¿Sabéis quién es Francisco Orihuela? Pues así.

 

gif-abuela

Account Manager: Mi abuela

¿Quién nos mima más que una madre? Exacto, una abuela. Ellas consienten a los nietos lo que nunca han consentido a sus hijos y eso es lo que necesitamos para nuestros clientes. Obviando la parte del contrabando de dinero negro, claro.

A diferencia del Sales Manager, el Account Manager es el encargado de construir relaciones duraderas con clientes estratégicos y ofrecerles nuevos productos.

Recordad que la primera vez puede que compren por calidad del producto, pero solo renovarán por la calidad de vuestro servicio. Invertid en una persona cálida y empática pero firme y resolutiva. Será una figura importante dentro de la agencia o equipo.

 

maestro

Webmaster: El cerebro de Érase una vez

¿Os acordáis de la mítica serie “Érase una vez el cuerpo humano”? Pues bien, el Webmaster es como el entrañable anciano que hace las funciones del cerebro.

Es la parte más invisible del equipo, pero es la una pieza realmente imprescindible. Esta figura se asegurará de que tu web esté tal y como Google exige. Su trabajo facilitará el trabajo del resto del equipo y se encargará sobretodo del tema On Page. Eso sí, esta persona debe ser alguien formado y en quien confiéis, ya que un paso mal dado puede tirar por tierra el trabajo de años.

 

gif-frankestein

Becario – El monstruo de Frankenstein

Creado a partir de partes sueltas de cada miembro del equipo, el becario está condenado al sufrimiento. Sin embargo, su corazón lleno de buenas intenciones, vagar por las diferentes tareas y nutrirse de lo mejor de cada uno, hacen del becario un experto interdisciplinar capaz de ponerle la guinda a cualquier historia. Tratadle bien, que los becarios son la nueva generación y seguramente os librará de más de una.

Conclusión

En la variedad está el gusto. La agencias de SEO ponen a vuestra disposición los perfiles perfectos para conseguir llevar vuestras webs a donde vosotros queréis: la primera página de Google. Es ahí donde empieza el cuento.
¿Queréis conocer nuestra historia?

No hay comentarios

Añade tu comentario