7 pasos para mejorar alcance de tu contenido en redes sociales

alcance-rrss

En el artículo sobre las redes sociales de empresa vimos las razones principales de por qué las redes sociales pueden ayudaros con vuestra empresa. Si ya os habéis decidido y estáis convencidos de las bondades del mundo virtual, es hora de conocer cómo sacarle el mayor rendimiento posible.

Las redes sociales son importantes porque allí es donde encontraremos, en la mayoría de los casos, a nuestros clientes potenciales. Casi el 70% de la población mundial tiene una cuenta en una o más redes sociales. Esto solo puede significar una cosa: ¡hay que ponerse las pilas!

Redes sociales como herramienta de Inbound

¿Habéis pensado en como una red social puede ayudaros en vuestra estrategia de inbound marketing?

Si hacemos una buena estrategia, a través de las redes conseguiremos acercarnos a personas que antes no sabían que existíamos. Además, mediante contenido interesante y de calidad se convertirán en visitas a nuestra web con lo que eso supone: una gran oportunidad para generar leads y aumentar nuestro ratio de conversión hacia el destino final, clientes.

Promover el contenido en redes sociales es una buena fórmula para aumentar nuestra visibilidad y celebrar con nuestros clientes el día a día de la empresa, así como momentos especiales que aporten una visión corporativa y una imagen de marca ventajosa que ayuden a promover nuestro negocio.

Pensemos en las redes sociales como plataformas para conectarnos directamente con nuestro público objetivo. El consumidor podrá interactuar directamente con nosotros y sentirá un servicio cercano y personalizado a través de cada una de esas interacciones.

Humanizamos la empresa.

7 pautas para un uso efectivo de las redes sociales

Es un error muy común creer que el éxito en estas plataformas reside en la publicación descontrolada de imágenes, vídeos o textos. ¡Mal! Es mucho más que eso. Una red social se basa en “la escucha activa”. Sí, es un diálogo fluido.

1. Investigación 🔍

Es un paso fundamental, porque las redes sociales tienen que contar con una estrategia, son un medio para llegar a un fin.

Recopilar información sobre la audiencia deseada nos permitirá conocer cuáles son sus deseos, sus expectativas con nosotros, qué opiniones tienen sobre nuestros servicios y los de la competencia, cuáles son sus pasos más habituales antes de cerrar la contratación de un servicio, qué les gusta hacer en su día a día y el tipo de comunicación que tienen y esperan recibir…

Adquirir todo este tipo de información sobre nuestros principales targets nos permite distribuir el contenido más adecuado para ellos en las franjas horarias y plataformas más utilizadas economizando recursos y rentabilizando nuestros esfuerzos.

Demostrad lo bien que conocéis a vuestro público, dado que esa es la imagen que daréis sobre lo mucho o poco os importan.

2. Monitorización 👨‍💻

Todas estas plataformas permiten a día de hoy controlar el éxito de las publicaciones y eso, queridos amigos, es mucho más que la cantidad de likes que recibís.
Podemos monitorizar lo que hacemos y cómo lo hacemos de diferentes formas:

  • Cada empresa se expresa de una manera concreta, pero una cosa está clara, vuestro punto de partida será siempre el usuario. Las personas no hablamos como robots y por lo tanto empleamos un lenguaje natural. Expresemos lo que queremos decir mediante frases y palabras, no solo con términos de búsqueda como lo solemos hacer en Google. Entablad conversaciones reales, tened paciencia y, sobre todo, no tratéis de ir directamente a la venta. Escuchad, agradeced, hablad como si se tratara de una conversación con un amigo.
  • Segmentad vuestra audiencia, donde está su ubicación geográfica, su edad, los grupos a los que pertenecen… Estos son datos relevantes para conocer en qué punto del funnel de conversión podemos localizarlos. ¿Estamos frente a una oportunidad de venta, estamos ante un cliente recurrente, podríamos hablar de embajadores de marca?

3. Estilo ✍️

¿En cuántas redes sociales vais a querer estar presente? Si planeáis estar en dos o más sería conveniente que tuvierais un “libro de estilo”, unas reglas básicas sobre el tono que queréis dar. No todas las redes sociales son para lo mismo ni abarcan a la misma audiencia, por ello es importante adaptarnos y ofrecer una comunicación en línea con la imagen de empresa que queremos transmitir.

Cread una serie de reglas al respecto puede ayudar. Algunos ejemplos serían el tiempo máximo de respuesta a los mensajes directos o por publicación, los tiempos e intervalos entre unas publicaciones y otras, las imágenes que incluir, hashtags… Esto le dará consistencia a vuestra estrategia.

CONSEJO DEL DÍA: Ojo con las promesas. Todo lo que os atreváis a prometer frente a miles de personas ha de ser cierto, o de lo contrario os apedrearán hasta que los cimientos de vuestras empresas se vean reducidos a polvo para las risas de muchos.

4. La importancia de un buen perfil 💁‍♀️

Un perfil perfecto es aquel que cuenta con los siguientes componentes:

  • Imagen del logo de la empresa: Queremos que nuestra imagen sea reconocible por todos, de manera que empleemos fotografías de alta calidad.
  • Descripción de su actividad/servicio: En la descripción de la empresa aprovecharemos para incluir algunas de nuestras principales palabras clave, pues ayudarán a que nos encuentren mejor.
  • Link a la web: El link a nuestra web es algo, lógico pero que muchas veces se nos pasa por alto.

5. Convertíos en el referente 👨‍🎓

Adaptad vuestro diálogo manteniendo siempre las pautas de las que hablábamos para no perder la consistencia en el mensaje.

Sería ridículo tratar todas las redes sociales por igual, pues algunas te permiten ser más creativo y divertido que otras. Por ejemplo, Facebook o Twitter no tienen nada que ver con LinkedIn, que es mucho más profesional y el tono siempre será más serio.

En cualquiera de las plataformas en las que estéis, buscad convertiros en los expertos de vuestra sección, no solo para vuestros clientes, sino también para vuestros propios competidores. Creaos un nombre.

6. Calendario de acción 📅

Programad vuestras actividades en las redes, fijaos un calendario donde controléis el contenido que publicar en cada red social y los horarios. Es importante ser metódicos en esto y realmente ordenados. Lo que compartamos nos ayudará a crear engagement con nuestro público y a mantener el interés en nuestros perfiles.

Seguramente ahora os preguntaréis cuántas veces se ha de publicar en cada una de las redes sociales o cual es la cantidad más indicada. Sinceramente, la respuesta la tenéis vosotros mismos. Es cierto que hay datos y tablas que aconsejan una cantidad según la red social, pero ¿de qué os sirve eso si no vais a tener tiempo para generar contenido y publicarlo? Es más importante ser constante que publicar mucho un día y nada otro.

Publicaciones mínimas aconsejables por semana:

  • Twitter: 4
  • Facebook: 2
  • Linkedin: 1

7. Análisis de resultados periódicos 🕵️‍♀️

Recordad vuestros objetivos y analizad los datos para medir factores como:

  • Visualizaciones
  • Contenido compartido para aumentar nuestras visitas al perfil
  • Conversión / Leads : puede ser, por ejemplo, visitas a la web
  • Revenue: ahora que hemos incrementado el número de clientes clientes, analicemos qué contenido condujo al cierre

¡Manos a la obra, compañeros!

¿Habéis creado ya vuestro perfil? Pongámonos manos a la obra, que esto marcha. Por cierto, no es necesario que lo diga porque muchos ya lo sabéis, pero si tenéis alguna consulta o duda en SEOlízate siempre estamos dispuestos a escuchar.

No hay comentarios

Añade tu comentario