Google Medic, una actualización muy sana

medic-update

Que Google se está poniendo exquisito y quiere ponerse en nuestra piel no es nada nuevo. Es más, ya estamos acostumbrados a que de vez en cuando se saque de su chistera una de sus temidas actualizaciones. Después de hacernos el callo con las actualizaciones de Panda y Penguin, Google ha ido un paso más allá y nos ha presentado la actualización Medic.

Este nuevo cambio de algoritmo debe su nombre a que, en un principio, los dominios más perjudicados fueron los relacionados con el tema de la salud, aunque pronto se desmintió que solo afectase a este tipo de dominios. Además de este nicho tan amplio también han sufrido fluctuaciones severas las páginas llamadas “YMYL” (Your Money Your Life).

Según informó Google las páginas YMYL son:

  • Páginas que requieran información personal que podría utilizarse para suplantar o robar la identidad.
  • Páginas utilizadas para transacciones económicas, en los que tienen que dar su información bancaria.
  • Páginas que ofrecen información médica o de salud.
  • Páginas que aconsejan sobre la vida y sus decisiones importantes.
  • Páginas que aconsejan sobre decisiones que pueden afectar a las finanzas.

Según esta descripción, la actualización ha podido afectar a muchos tipos de dominios como viajes, contenido adulto, entretenimiento, salud, negocios, finanzas, seguros, etc. Según Barry Schwartz, la actualización habría afectado a los siguientes sectores:

afectados-medic-update

Veamos algunos ejemplos de esto:

medic-update-salud

Dominio: lavidalucida.com
Sector: salud

medic-update-salud-01

Dominio: dietdoctor.com
Sector: salud

medic-update-juegos

Dominio: girlgames1.com
Sector: juegos online

Pero no a todo el mundo le perjudicó; hay también dominios a los que esta actualización les recompensó un trabajo “bien hecho”. En algunos casos, como en “dietdoctor.com”, Google les perjudicó con la primera pasada de Medic Update, pero les recompensó en la segunda. A veces Google penaliza en la primera pasada, pero después de analizar los datos obtenidos considera que la web en cuestión no estaba haciendo nada malo (o al menos no todo) y le recompensa pasadas un par de semanas. Otras veces esa “recompensa” es debida a un buen trabajo del webmaster al conseguir identificar el problema y encontrar la solución.

¿Qué mide Google?

En palabras del propio Google, no hay mucha cosa que se pueda hacer para recuperar los rankings, ya que no se trata de una penalización, sino una nueva forma del algoritmo de valorar los sites y sus contenidos para determinar los rankings. Los factores que han podido afectar son diversos:

Popularidad del site por referencias: enlaces.
Usabilidad: especialmente en Mobile.
Calidad del site: contenido duplicado y calidad de los contenidos.
Vinculación de ciertas keywords con las búsquedas de marca.

En muchos casos son varios los factores que han tenido que ver o todos ellos en conjunto.

¿Qué hacer?

Para poder salir de este agujero negro deberíais seguir varios pasos:

Empezad analizando vuestras webs para diagnosticar de dónde viene el problema. Fijaos sobretodo en las URLs que hayan perdido tráfico y en las keywords que hayan perdido clics o posiciones. Esto podéis hacerlo con herramientas gratuitas de Google como Analytics o Search Console. Después echad un vistazo a las SERPs para identificar qué está premiando ahora Google para dichas consultas.

También tendréis que trazar un plan de contenidos que ataque a las keywords informativas en el sector. Hay que tener en cuenta que esto requerirá una gran inversión de recursos que no necesariamente tendrán que ser externos al negocio.

Deberéis contar con una buena estrategia de Link Building. Para ello, escoged medios de referencia en el sector, adaptad esta estrategia a la de contenidos para generar enlaces muy naturales y diversificad vuestros enlaces entrantes dependiendo del objetivo que persigáis.

Pero si hay algo de lo que no nos podemos olvidar es de realizar un buen keyword research para responder a la intención de búsqueda del usuario.

Conclusión

Está claro que Google quiere mejorar la calidad de sus resultados, así que aseguraos de equipar a vuestra web con un contenido de calidad y revisarlo y mejorarlo de vez en cuando para aseguraros de que todo esté bajo control.

Y como ya hemos comentado en otras actualizaciones, antes de actuar, tomad aire. Cuando la actualización Google Medic salió a la luz, las búsquedas como “qué puedo hacer si estoy afectado” se dispararon y provocaron la sensación de tener que actuar de forma inminente y a toda costa. Pero la experiencia demuestra que en muchas ocasiones en un par de semanas la situación vuelve a la normalidad. Los buenos SEOs y webmasters saben que no es el algoritmo del motor de búsqueda el que debe ser el foco del contenido, sino el usuario con sus requisitos, deseos y necesidades. Y aunque a veces no lo parezca, Google también promueve esta técnica, así que no lo penséis más y centraos en lo realmente importante.

No hay comentarios

Añade tu comentario