La importancia de los sitios web móviles

web movil

No es la primera vez que en este blog se habla de lo importante que es que una web esté enfocada a dispositivos móviles, pero ¿qué queremos decir cuando hablamos de “webs móviles”?

Nos referimos a aquellas que cuentan con unas propiedades online concretas para dichos dispositivos. En cristiano, nos referimos a aquellas webs a las que se puede acceder desde el navegador de un dispositivo móvil como Safari o Chrome. En este contexto podemos usar los términos mSites y mWeb indistintamente. Es decir, entre “sitios web móviles” y “webs móviles”, respectivamente.

¿Cuáles son las principales ventajas de las webs móviles?

  • Se pueden abrir en cualquier plataforma con conexión a un navegador, ya sea iOS o Android.
  • Son bastante cómodas, puesto que no necesitaréis crear diferentes sitios para los diferentes dispositivos: se adaptará tanto a móviles como a tablets sin ningún problema.
  • Actualizar sitios web móviles es muy fácil, ya que los usuarios no tienen que hacer prácticamente nada.
  • Los sitios web móviles solo tienen un lenguaje de programación (HTML), por lo que suelen ser más baratos.

¿Qué espera el usuario de ellas?

Por desgracia, la experiencia del usuario en webs móviles deja bastante que desear. Nos encontramos con tiempos de carga eternos y grandes tasas de rebote (seguramente provocadas por lo primero), las animaciones son confusas, el renderizado ineficiente y un largo etcétera que nos reta a mejorar cada día. Así que, ¿qué pasaría si se pudiese reducir el tiempo de espera a los usuarios? Ya os respondo yo: sería como estar en el cielo.

Es por esto que el rendimiento de mWeb es un tema candente hoy en día. Muestra de ello son los proyectos Accelerated Mobile Pages (AMP) y las Progressive Web Apps (PWA).

Lo que quiero que entendáis es que no se trata simplemente de un aspecto más a tener en cuenta, sino que es una función esencial. Vamos, que podríamos decir que es EL aspecto a tener en cuenta. Una web con un rendimiento pobre, por muy bonita que sea, solo hará que el usuario salga corriendo en dirección contraria. ¿Acaso eso es lo que queremos? Pista: no.

De hecho, en una encuesta reciente de Google, se reveló que:

  • Casi la mitad de los encuestados declaró que los tiempos de carga lentos en dispositivos móviles eran su mayor frustración.
  • El 60% de los usuarios de dispositivos móviles espera que los sitios web se carguen en tres segundos.
  • El 75% de los usuarios abandona una página web móvil si tarda más de cinco segundos en cargarse.

¿Cómo afecta esto a las conversiones e interacciones de los usuarios?

La lentitud en la era del “lo quiero para ayer” es una desventaja descomunal, y si nos referimos al canal móvil, sus consecuencias serán un aumento del abandono del sitio y por lo tanto una bajada de las conversiones. Además de, claro está, ralentizar al rastreador de Google haciendo que se indexen menos páginas y su labor sea menos eficiente. Será un efecto dominó que puede acabar con nosotros si no le ponemos fin pronto.

No nos hace falta un estudio para entender que las conversiones por segundo aumentan al disminuir los tiempos de carga, pero, por si acaso, podéis echarle un ojo a este estudio que muestra cómo se pueden obtener más ingresos al aumentar la velocidad de los sitios web (y cómo, del mismo modo, disminuyen si se deterioran los tiempos de carga).

Conclusión

Optimizar la experiencia de usuario y el porcentaje de conversiones puede generar nuevas oportunidades de presupuesto, ya que al aumentar el porcentaje de conversiones en dispositivos móviles, la rentabilidad de los clientes mejora. Recordad eso de “work smart, not hard”.

En otras palabras, la optimización aumentará el retorno de los ingresos actuales, por lo que será mucho más rentable convertir un porcentaje mayor de sus visitantes actuales que atraer a nuevos.

Así que ¿a qué esperáis para optimizar como Dios Google manda vuestro sitio web para móviles? Para ponerlo en marcha, echadle un vistazo a nuestro manual paso a paso de SEO para móviles.