Genius acusa a Google de robarle contenido

genius

El tema de los derechos de autor, sobre todo a raíz de la polémica sobre el Artículo 13, es más controvertido que nunca. Además, por todos es sabido que Google condena “a muerte” copiar contenido de otras webs. Por eso las últimas noticias no han dejado indiferente a nadie: Google ha sido acusado por la web Genius.com de haberle robado el contenido y, en consecuencia, haberle perjudicado a nivel de tráfico. Parece que en casa de Google, cuchillo de palo.

Los antecedentes

Probablemente os habréis fijado en que, desde hace ya algunos años, si queremos seguir la letra de una canción, no nos hace falta visitar ninguna web: Google nos ofrece los lyrics en forma de featured snippet. Pero ¿os habéis preguntado alguna vez a quién pertenecen esas transcripciones?

Entra Genius.com, uno de los mayores bancos de letras disponibles donde los usuarios consultan, comentan y anotan sus canciones favoritas.

Ya en 2017 Genius empezó a acusar a Google de scrapear su página y apropiarse de sus letras de canciones. Como es una plataforma online, Genius se nutre del tráfico que generaría a través de Google. Sin embargo, como esas transcripciones no incluían nunca un enlace a la web, Genius llevaría años perdiendo tráfico y, por lo tanto, ingresos. Genius insistió en que Google estaba incumpliendo los términos de la plataforma y la ley antimonopolio, pero la cosa no pasó de allí.

Hasta ahora.

Con las manos en la masa

“Durante los últimos dos años, hemos mostrado una y otra vez evidencias irrefutables de que Google está usando las letras copiadas de Genius”, dicen para el Wall Street Journal. Así que, en este artículo, Genius ha aportado pruebas de que, efectivamente, las letras de canciones que aparecen en los resultados de Google les pertenecen.

Por si fuera poco, lo más curioso del caso es precisamente el método que la plataforma ha utilizado para recopilar pruebas: el código morse. Allá por 2016, Genius empezó a utilizar las comillas rectas y oblicuas (‘ y ’, respectivamente) para dejarle un mensaje muy sutil a Google en sus transcripciones. Tal y como podéis ver en el vídeo de abajo, si traducimos los apóstrofes desde el código morse, se puede leer “red handed”, algo así como “con las manos en la masa”. Según Genius, la distribución de las diferentes comillas en los textos de la plataforma y de Google era idéntica en más de 100 canciones.

 

 

 

Google lo desmiente…

Google, por supuesto, niega que las acusaciones sean ciertas. En el mismo artículo de Wall Street Journal, Google insiste en que “se toma los derechos de autor muy en serio”. Asegura que sus transcripciones no están sacadas de webs como Genius, sino que tienen licencias de otros colaboradores. Por eso declaran que “están investigando este problema y si sus socios no están manteniendo buenas prácticas, pondrán fin a sus acuerdos”.

Google tweet sobre Genius

Una de sus plataformas colaboradoras, LyricFind, declara que los creadores de las transcripciones son los miembros de su equipo de contenido, no Genius, aunque sí admite haberlo usado durante un tiempo como “fuente”.

… y reacciona rápido

Además, parece que Google no ha tardado mucho en actuar. Genius alega ahora que esa “marca de agua” en código morse ha desaparecido: en la gran mayoría de esos 100 casos que mostraban la distribución de comillas idéntica, ahora solo hay comillas rectas. Por otro lado, en cuestión de unas horas desde la publicación del artículo, Google ha incluído la fuente de sus transcripciones en todos sus featured snippets. Debajo podéis ver una imagen tomada el día 18 de junio, a la izquierda, y otra del día 19, a la derecha.

letra de canción en serpsletra de canción con fuente

Por el momento, habrá que esperar para saber si Genius, después de años de periplo y un método digno del mejor detective, consigue su objetivo de llevar a Google a los tribunales… o de al menos obtener unos links a su contenido.

Entre tanto, aquí os dejo vuestra primera lección de código morse, por si queréis comprobar las pruebas vosotros mismos: .-. . -.. / …. .- -. -.. . -..