¿Qué es la herramienta Disavow y para qué sirve?

Disavow

Uno de los factores de ranking más importantes de Google son los enlaces a vuestros dominios. El problema es que, como es normal, quiere que sean los mismos usuarios los que lo hagan cuando consideren el contenido de interés. Es decir, quiere que sean enlaces naturales.

Muchos de los que nos dedicamos a posicionar dominios hemos comprado o generado enlaces artificiales a un dominio, pero esta práctica no es del agrado de Google y puede acabar con penalizaciones manuales y algorítmicas.

En caso de que os ocurriera, estaríais de suerte, porque os voy a explicar cómo eliminar esos enlaces de forma segura y correcta.

Antes de empezar a eliminar enlaces debes de tener en cuenta algunos factores importantes:

¿Qué es la herramienta Disavow?

Es una herramienta gratuita de Google que nos sirve para comunicar que queremos que ignore algunos de nuestros enlaces. Tenéis que tener en cuenta que no los eliminará, sino que simplemente los excluirá en sus cálculos para los rankings.

¿Por qué usar Disavow?

Para prevenir: Hay enlaces que no dañarán vuestros dominios de forma inmediata, pero cada cierto tiempo Google actualizará sus algoritmos, y es entonces cuando se pueden ver afectados. Usadla si consideráis que podéis estar siendo víctimas de SEO negativo si o en su momento os enlazásteis en sitios que actualmente Google puede considerar de poca confianza.

Para curar: Os ha afectado el algoritmo de Penguin o habéis sufrido una penalización manual, que se notificará en vuestros paneles de control. Uno de los pasos a seguir para recuperar la visibilidad perdida sería decirle a Google, a través de Disavow, los enlaces que debería ignorar.

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • Es el último recurso para libraros de un enlace. La teoría dice que debéis contactar con el webmaster que controla la web que os enlaza para que lo elimine. Solo cuando esto falla es cuando podemos informar a Google que debe ignorar el link.
  • Cuidado: hay enlaces que, aún pudiendo ser considerados negativos, es mejor no desautorizar. Contad con que los enlaces aportan tráfico y ayudan a mejorar en los rankings, y esto puede afectar a vuestro posicionamiento. Recordad siempre medir el tráfico que te entra desde a la URL enlazada.
  • Normal e idealmente, ningún dominio necesitaría utilizar esta Disavow. Si habéis hecho las cosas bien desde el principio y no os habéis dedicado a poner links sin ton ni son, no deberíais preocuparos por ellos. Si queréis saber más sobre problemas sobre links que evitar desde el momento cero, os recomiendo echar un vistazo a nuestro artículo sobre errores de posicionamiento.

¿Cómo encuentro enlaces tóxicos?

Hay infinidad de herramientas que podemos utilizar para ello. La verdad es que Google no nos va a decir cuales son, pero en las herramientas para webmaster de Google encontraréis una lista de enlaces a vuestro sitio.

Los primeros que debéis considerar serán aquellos que pusisteis con la intención de mejorar la visibilidad de vuestros sitios web en Google.

Casi con toda seguridad los encontraréis en:

  • Comentarios en los artículos
  • Foros
  • Directorios gratuitos o de baja calidad
  • Granjas de enlaces o páginas de intercambios de los mismos
  • Dominios de venta de links
  • Blogrolls artificiales
  • Enlaces de vuelta en Widgets

Lo primero es valorar si realmente ese enlace ayuda o facilita al usuario en su navegación. Para posicionar un dominio es importante trabajar con esta idea en la cabeza: trabajad para facilitar a los usuarios su navegación entre los sitios web. Como os he comentado, existen numerosas herramientas que os indicarán cuáles no deberíais tener, pero recordad que ellas solo os aconsejan. Vosotros seréis quienes deben valorar en última instancia si merece la pena conservarlo.

¿Cómo usar la herramienta Disavow?

Desautorizar un enlace es sencillo. Recordad siempre que Google, ante una penalización manual, querrá que os esforcéis primero en quitarlo por vuestra cuenta. Tan solo
tenéis que abrir cualquier editor de texto y escribir por renglones cada una de las URLs que queréis desautorizar. Es importante que estén escritas en el formato correcto para que Google las pueda entender.

Ejemplo de dominio y URL:

https://blablabla.com. → De este modo elimináis todos lo enlaces que provengan de un mismo dominio.

Https://blablabla.com/bliblable-blebliblu/bloble/ → Así eliminaríais los enlaces de una URL concreta.

Una vez finalicéis el archivo, lo tenéis que guardar en formato .TXT y enviárselo a Google mediante su herramienta. Después de esto, Google se encargará de todo y vosotros solo tendréis que tener paciencia. Recordad que es muy útil medir vuestra visibilidad y número de visitas antes de mandarlo para comprobar si, efectivamente, se han visto afectados de manera positiva. Medir es la única manera de saber con certeza si mejoramos.
Es posible que pasen pasar varias semanas hasta que haga efecto la desautorización de los enlaces. Google tendrá que volver a rastrear e indexar las URLS que habéis desautorizado.

Recordad:

  1. No usar esta herramienta como único remedio.
  2. Detallar las URL de un dominio.
  3. Usar sintaxis y formato correcto.

Ahora que ya sabemos sacarle partido a Disavow, os toca a vosotros. ¿Qué otros detalles sobre Disavow os traen de cabeza u os generan interés? Sé que es un tema complejo, así que ¡no dudéis en contactar con nuestra agencia de SEO!