¿Cómo conseguir una indexación por Google más rápida?

¿Cómo indexar rápido?

Si nuestra página no está indexada por Google, existe un 0% de posibilidades de que recibamos tráfico orgánico a nuestra web.

La indexación, puesto de forma sencilla, es el segundo paso en el proceso de clasificación de Google:

  1. Rastreo
  2. Indexación
  3. Ranquear palabras clave

Con este artículo pretendo ayudaros a conseguir que el Bot de Google indexe vuestras páginas más rápidamente.

¿Cómo comprobar si mis páginas están indexadas por Google?

Lo primero es entender cuál es el ratio de indexación de vuestras páginas.

  1. Ratio de indexación = páginas indexadas / páginas sin indexar

Utilizando nuestro Google Search Console, vamos a Index Coverage Status Report.

Si veis que tenéis un gran número de errores o un muchas páginas sin indexar, podría ser debido a diferentes casos:

  1. Puede que vuestro sitemap tenga muchas URLs no indexables porque, por ejemplo, en el robot.txt estén bloqueadas o que se requiera un login para entrar.
  2. Google considera algunas partes de vuestra página web inútiles para él. Hay veces que hace esto cuando se tiene mucho contenido duplicado o un contenido de baja calidad.
  3. Vuestra página web no tiene suficiente visibilidad para que le merezca la pena la indexación de más de tu contenido.

¿Cómo conseguir que Google indexe más páginas de mi web?

Lo primero y lo que nunca me cansaré de repetir es que para captar verdaderamente la atención de Google, vuestro sitio tiene que cumplir con las pautas de este, la confianza, la visibilidad y la calidad que pide en sus guías. Por mucho que nosotros os podamos aconsejar, si no cumplís los requisitos de Google, puede que nuestros consejos no os ayuden todo lo que podrían.

Dicho esto, vamos a ver unos tips que os ayudarán a indexar más rápido:

Usad “Fetch as Google”

  1. Logueaos en vuestra cuenta de Search Console.
  2. Entrad en “Fetch as Google”.
  3. Copiad la URL que os gustaría que Google indexara y pegadla en la barra de búsqueda.
  4. Presionad el botón de “Fetch”.
  5. Una vez Google encuentre la URL, clicad en “Submit to Index”

Se indexará en las siguientes horas, asumiendo que la página sea indexable.

Usad links internos

Los rastreadores de los motores de búsqueda usan los HTML links (links internos) para navegar por vuestro dominio y entenderlo con mayor facilidad. Existen infinidad de herramientas para ver la autoridad de cada una de nuestras URLs y ayudar a empujar equitativamente nuestro dominio. Los reportes de las diferentes herramientas nos dirán cuáles de nuestras URLs tiene mayor autoridad.

Simplemente añadiendo un enlace de una URL a otra, esto dará mayor empuje a la URL enlazada y repartirá nuestra fuerza por toda nuestra página. Puesto que el tema de traspaso de autoridad es muy importante, os dejo este artículo sobre autoridad de dominio para que profundicéis en ello.

Es muy importante saber que los dos enlaces internos han de ser relevantes y estar interconectados en temática. Enlazar páginas sin ninguna relación es una muy mala idea.

Bloquead el acceso a Google a las páginas de mala calidad

El contenido de calidad es la piedra angular para que una página web tenga una buena autoridad de dominio, y por ello demasiadas páginas de baja calidad pueden jugar en vuestra contra. Puede darse el caso de que una vez Google se dé cuenta de que la calidad de nuestro contenido es baja, y en consecuencia pasará menos veces a rastrear, con lo que tendremos cada vez menos indexación.

Por ello, periódicamente tenemos que limpiar nuestro de contenido no relevante o de baja calidad.

  1. Estableced “noindex” cuando la página tiene valor para nuestros lectores pero no para los motores de búsqueda.
  2. Bloquead con el robots.txt cuando un conjunto de páginas tenga valor para vuestras visitas pero no para los motores de búsqueda, como archivos, comunicados de prensa, etc.
  3. Usad redirecciones 301 cuando la página no tenga valor ni para las visitas ni para los distintos buscadores, como en el caso de antiguos posts en blogs con enlaces.
  4. Recurrid al 404 cuando la página no tenga valor ni para la audiencia ni para los buscadores y además carezca de tráfico y enlaces.

Tened un sitemap

Los sitemaps son la guía para que los motores de búsqueda puedan entender nuestra página y sepan cuáles de nuestras URLs son importantes.

Tener una landing en nuestro sitemap no garantiza que se indexe, pero fallar en cuáles sí incluimos sí afectará a nuestro ratio de indexación.

Si vuestra página es un WordPress, es muy fácil tener un sitemap correcto.

Una vez vuestro sitemap esté perfectamente hecho, haced una nueva revisión para que todo lo que queréis indexar esté incluido y una tercera para lo que NO queréis enviar a Google. Cuando finalicéis este proceso, enviad a Google el sitemap.

Compartid vuestro contenido en Twitter

Twitter es una herramienta de network que Google rastrea con bastante regularidad y, de hecho, los tweets también se indexan.

No hace falta ser un genio para llegar a la conclusión de que hay que compartir nuestro contenido en la redes sociales. Es una manera para ayudar a motivar a Google a indexar más de nuestro contenido.

Obtened enlaces externos en dominios de autoridad

Hay infinidad de páginas con popularidad que nos ayudarán y permitirán poner enlaces para mejorar nuestra visibilidad en Google. Esto ayuda a la indexación, pero recordad que el contenido de los enlaces tienen que estar relacionado. Tener enlaces en otras páginas que vayan a la nuestra nos solo nos ayudará con nuestro ratio de indexación, sino que también favorecerá nuestros rankings de posicionamiento.

Espero haber ayudado en vuestro proceso de indexación y a entender cómo mejorarlo. Para cualquier duda podéis contactar con nuestra asesoría de marketing online.