Aprende a indexar como un experto

como-indexar

Hace algunas semana hablamos de cómo a partir del 1 de septiembre, Google  iba a ignorar etiquetas como el noindex y el nofollow del archivo robots.txt, pero ¿sabéis qué páginas deberíamos de indexar y cuáles no?

La indexación es la mejor amiga de nuestra página. Al fin y al cabo, de nada sirve que nuestra web sea preciosa, moderna y con un contenido super interesante, si nadie la puede ver.

Por eso mismo, hoy quiero ver con vosotros cómo indexar una página web como todo un experto. ¡Coged asiento, que nos vamos!

 

¿Qué significa “indexar”?

 

Como todo, antes de ver qué deberíamos indexar, qué no y cómo hacerlo, lo mejor será empezar por lo más básico. ¿Qué significa “indexar una web”?

La indexación es el proceso mediante el cual se examinan los datos e informes de forma ordenada para elaborar un índice. Es decir, es el proceso en el que los motores de búsqueda encuentran una web, la analizan y la incorporan en sus rankings

La indexación es muy importante, ya que solo cuando las páginas hayan sido indexadas por los bots de los diferentes buscadores, serán ofrecidas a los usuarios. Es entonces cuando el buscador relaciona el contenido de las páginas indexadas con los términos de búsqueda. 

¿Cómo indexar una web?

 

Indexar una web no es una tarea difícil, ya que a no ser que estéis disuadiendo a los motores de búsqueda, los bots os acabarán encontrando. No obstante, siempre podemos forzar un poco a la máquina para acelerar este proceso.

Eso sí, tenemos que tener en cuenta que cuando estamos empezando con una web, tenemos un presupuesto de rastreo bajo. Es decir, los bots nos van a dedicar un tiempo y recurso bajos y nuestras páginas tardarán en aparecer en las SERPs. 

Pero que no cunda el pánico. En la era del “lo quiero para ayer” os voy a enseñar cómo forzar a la máquina diciéndole a los bots “¡Hey, que aquí estamos de nuevo!”

Sitemap

 

Los sitemaps son un documento XML que recopila todas y cada una de las URLs de una web. Es una especie de mapa que le indica a los motores por dónde ir, qué páginas son nuevas, cuáles están en “obras”, etc. 

Este archivo nos es de gran ayuda porque con él facilitamos el trabajo de los motores de búsqueda. Los grandes buscadores (Google, Yahoo y Bing) aceptan el formato estándar de Sitemap XML, pero también es posible hacer un sitemap en HTML o incluir feeds RSS. 

Podéis comprobar si tenéis vuestro sitemap en orden e incluso forzar una indexación desde vuestro perfil de Search Console.

 

ejemplo-sitemap

 

Keywords

 

Un keyword research no solo nos va a ayudar a encauzar nuestro contenido, sino que también nos va a ayudar a indexarlo. Si queremos aparecer con el término de búsqueda “agencia de posicionamiento seo” tendremos que usar esta keyword con una densidad adecuada.

Enlazado interno

 

No tengáis miedo a enlazar de forma interna vuestras páginas más relevantes. Al hacer una buena estrategia de links internos estáis cogiendo a los bots y a los usuarios de la mano para que descubrir juntos el mundo ideal de vuestra web.

 

meme-aladdin

 

Actualización constante

 

Si actualizamos nuestro contenido de forma constante, acostumbraremos a los bots a rastrear nuestra web asiduamente. Así cada vez que lancemos un artículo, los motores de búsqueda lo indexarán en cuestión de horas. Genial, ¿verdad?

¿Cómo saber si una página se ha indexado correctamente?

 

A menudo pueden surgir las dudas sobre si se ha indexado correctamente una web o no. Para poder comprobarlo solo necesitamos aplicar un comando en la cajetilla de búsqueda de nuestro motor de búsqueda favorito.

Al introducir el comando “site:dominio.com” estamos pidiendo saber cuántas y qué URLs conocen los buscadores. Si no os aparece nada de nada es que la web aún no está indexada.

 

comando-sitte-dominio

¿Hay que indexarlo todo?

 

NO. Así, en mayúsculas y negrita. 

No todas y cada una de las páginas de nuestro sitio son realmente interesantes, por lo que no tenemos por qué indexarlas. Pongamos un ejemplo para que veáis por qué no hace falta que los buscadores sepan todos los entresijos de una web:

Imaginad que somos unos organizadores de viajes. En nuestra tienda online tenemos un blog en el que hablamos de “cómo escoger el mejor destino”, “a dónde van los famosos”, “qué ver en Praga”, etc. Evidentemente, queremos que cuando un usuario busque un término relacionado le aparezca alguno de nuestros artículos, y por eso los indexamos.

No obstante, no queremos que en la lista de las SERPs le aparezca un resultado en el que si clica le aparezca nuestra política de cookies, así que ese no lo indexaremos. 

Además, no controlar esto nos aumentará la tasa de rebote, ya que a la que el usuario vea que no le interesa saldrá sin mirar atrás.

¿Qué no debemos indexar?

Políticas legales

 

Aunque hay algunas excepciones que confirman la norma, nadie suele leerse las políticas de datos o cookies de las webs en las que entra. Por este motivo estas son un ejemplo de cosas a no indexar. Eso sí, el enlace suele estar en los enlaces de pie de página.

Páginas de prueba

 

Todos, absolutamente todos hemos creado alguna vez una página de prueba en nuestro CSM. Evidentemente podemos publicarla para ver cómo queda de cara a los usuarios que no puedan iniciar sesión, pero bajo ningún concepto deberíamos de indexarla. 

Plugins y plantillas

 

En muchas ocasiones los plugins o las plantillas escogidas nos crean páginas y URLs que desde el punto de vista del SEO son horribles no, lo siguiente. Así que controlad qué URLs generan vuestros complementos para evitar problemas futuros.

Páginas de tiendas online

 

Este problema es más común de lo que debería. Muchas web indexan todas las URLs de su tienda online. Con esto no me refiero a los productos o páginas principales, sino a páginas como el carrito, confirmación de compra, área de cliente, etc. 

Recordad que indexar este tipo de páginas nos puede general problemas de contenido duplicado, H1 duplicados o inexistentes, URLs con caracteres extraños y un largo etcétera.

¿Cómo evitar indexar una URL?

 

Por suerte para nosotros, los dioses del SEO nos han escuchado. En la actualidad existen plugins como Yoast o All-in-One que nos permiten aplicar la etiqueta noindex sin problema.

no-index-all-in-one

Plugin All-in-One

 

 

no-index-yoast

Plugin Yoast SEO

 

Conclusión

 

En resumidas cuentas, podemos decir que indexar algo es reconocer que existe. Una vez que indexamos y los buscadores empiezan a tenernos en cuenta y a añadirnos en sus índices, será el momento de empezar a trabajar el SEO e ir subiendo posiciones.

Y vosotros, ¿tenéis claro qué tenéis que indexar y qué no? ¿queréis comprobar si está todo bajo control? Contactad con nosotros si tenéis cualquier duda.