Códigos de estado. ¿HTTPqué?

codigos-estado

Tal y como hemos comentado en otras ocasiones, la parte interna de nuestra web, esa que solo Google puede ver, es muy importante. Son los cimientos de todo nuestro posicionamiento y, por tanto, tenemos que dedicarle tiempo para utilizar unos “materiales sólidos” que soporten todo el peso de nuestra web.

Seguro habréis escuchado muchas veces eso de “tienes que hacerle un análisis On Page a tu web” y, evidentemente, quien lo diga tiene más razón que un santo. Porque muchas veces no entendemos los motivos por los que nuestro SEO baja en picado o por qué se ha quedado estancado, y en muchas ocasiones la respuesta está en dicho análisis.

Una vez que hemos hecho un análisis nos encontramos con muchos códigos de estado que ha veces no sabemos interpretar. Pero esto se ha acabado porque vamos a explicar uno a uno los códigos de estado HTTP más comunes en dos grupos, los buenos y los malos.

Códigos de estado buenos: ¡Todo bajo control!

Código de estado 2XX – Peticiones correctas

Este código viene a asegurarnos que todo está bajo control y que la acción que hemos solicitado, ha sido recibida, entendida, aceptada y procesada como dios manda.

Código de estado 3XX – Redirecciones

Aunque esta pueda asustar un poco, simplemente es un aviso de que el contenido no se encuentra en la URL a la que tratamos de acceder porque se ha cambiado a otra. En ocasiones no se necesita que el usuario interactúe para terminar la solicitud, pero en otras sí.

Estos son los más comunes:

Error 300 – Múltiples elecciones: aparece cuando una URL solicitada apunta hacia más de un recurso, el agente de usuario no puede decidir qué página va a buscar.

Error 301 – Redirección permanente: la página que estamos solicitando se ha movido a otra URL de forma permanente. Ocurre cuando cambiamos el dominio de nuestra web.

Error 302 – Redirección temporal: al contrario que la anterior, este cambio de URL es solo temporal. Puede darse cuando nos quedamos sin stock en un producto y hasta que volvamos a tenerlo redireccionamos a el mismo producto pero en otro color o con otras características.

Error 304 – Recurso no modificado: lo obtenemos cuando el recurso solicitado no se modifica desde la última vez que se solicitó. En este caso, el servidor asume que no es necesario enviar los datos nuevamente, ya que el ya tenemos la copia del recurso solicitado.

Códigos de estado malos: ¡Houston, tenemos un problema!

Código de estado 4XX – Errores del cliente

Un error 4xx indica que se ha producido un problema temporal, que puede surgir si la página no existe o tiene el acceso bloqueado.

Los más comunes son:

Error 400 – La solicitud tiene una sintaxis incorrecta: en otras palabras, la página a la que quieres acceder tiene un formato no válido.

Error 401 – Autorización requerida: ocurre cuando la web a la que tratas de entrar está protegida con contraseña. En este caso no nos encontramos con la típico mensaje de error, sino que vemos una ventana emergente que nos pide introducir usuario y contraseña.

Error 403 – Prohibido: este error aparece cuando el servidor ha entendido la petición que realizamos pero se niega a cumplirla. Seguramente, el motivo detrás de esa negación es que el propietario de la web no permite acceder a nadie.

Error 404 – No encontrado: el error más clásico. Aparece cuando el servidor no encuentra lo que solicitamos. Esto puede deberse a varios factores:

  • El usuario ha escrito mal la URL.
  • Que hayamos cambiado el servidor web pero el DNS todavía apunte a la ubicación anterior (la estructura de enlaces permanentes ha cambiado).
  • La URL solicitada no está activa temporalmente.
  • Que dicha URL haya sido eliminada definitivamente.

Error 408 – Tiempo de espera: este error surge cuando, por ejemplo, una web ha sido solicitada por muchas personas al mismo tiempo. Los ejemplos más comunes son cuando Ryanair saca una promoción de vuelos a 1€ o en fechas destacadas como el “Black Friday”.

Código de estado 5XX Errores del servidor

Este tipo de errores surgen cuando el servidor no puede cumplir nuestra solicitud y por lo tanto no nos enseña el recurso que le hemos pedido.

Los más importantes son:

Error 500 – Error interno del servidor: este es el error más popular y nos aparece cuando algo indeterminado ha fallado. Para encontrar el motivo hace falta un análisis exhaustivo, aunque a menudo el problema es de algún error tipográfico en el archivo “.htaccess”.

Error 502 – Bad Gateway: ocurre cuando el servidor actúa como proxy y recibe una respuesta no válida del servidor ascendente.

Error 503 – No disponible: más claro, agua. El servidor no está disponible actualmente. Suele ocurrir con las sobrecargas.

Error 504 – Gateway Timeout: este problema ocurre cuando hay un servidor superior que se suponía que iba a enviar datos a nuestro servidor, pero se ha agotado el tiempo de respuesta.

No hay comentarios

Añade tu comentario